cepillo de cabello

Un tipo de cepillo para cada tipo de pelo

Para mantener el cabello en óptimas condiciones es necesario seguir una buena rutina de lavado y cuidado. Con frecuencia ponemos mucho interés en elegir el champú o la mascarilla que mejor le va a nuestro pelo, pero no solemos poner el mismo interés a la hora de elegir peines y cepillos, lo cual es un error.

Un cepillo y un peine para el pelo son elementos indispensables para la belleza y la salud del cabello. Una mala elección puede provocar que el cabello no luzca como merece por muy bien cuidado que esté.

Para aquellas personas que tienen el pelo largo y liso uno de los utensilios más recomendado es el cepillo plano. La elección del tipo de cerdas queda al gusto de cada una. Los cepillos de cerdas naturales dan muy buenos resultados, pero los cepillos actuales con cerdas de plástico recubiertas ayudan a desenredar a la vez que peinan, consiguiendo un ahorro de tiempo.

Tratándose de cerdas naturales, los cepillos de cerdas de jabalí proporcionan una sensación masaje en el cuero cabelludo que estimula la circulación sanguínea y hace que el pelo brille más.

En el caso de cabellos finos que se enredan fácilmente lo mejor es optar por un cepillo de cabeza redondeada. Este tipo de cepillos también pueden ser de utilidad para las personas con cabello fuerte, aunque en estos casos se aconseja un cepillo cuya densidad de cerdas sea menor.

Los cepillos redondos son otro de los imprescindibles para el brillo en el cabello. Este tipo de cepillos sirven para ayudar a peinar las melenas onduladas pero también para alisar el cabello durante el proceso de secado. Los cepillos ondulados térmicos que retienen el calor en su interior facilitan el alisado y permiten acabar antes la labor de alisado.